Esturión

Ayer estuvimos en este restaurante situado a orillas del río Guadalquivir. Tiene una gran cristalera con unas vistas muy bonitas al río.

En su carta predominan los platos pero también hay algunas tapas, más que nada de entrantes para compartir. De los platos principales no hay tapas. En su carta podemos encontrar sobre todo tradición con un toque de innovación.

El entorno es muy bonito, el personal muy atento, pero , aunque en general nos gustó y salimos contentos, hubieron algunos platos que no nos convencieron del todo.

 

“Salmorejo con laminas de jamón, huevo campero, crujiente de pan y fruta de temporada” (7€)

Aunque de aspecto parece que tiene una textura espesa, en realidad tiene una textura grumosa y a la vez aguada, no esta malo, pero no nos gustó demasiado.

 

“Paté de perdiz con mermelada de tomate” (4.50€)

No tiene un sabor muy potente, pero en general nos gustó. Lleva por encima un chorrito de aceite de oliva y escamas de sal que le dan muy buen sabor, y la mermelada de tomate también nos gustó.

 

“Croquetas de espinacas, cabrales, nueces y compota de manzana” (4€)

Las croquetas nos gustaron, siempre me parece muy buena combinación el queso cabrales con las nueces. El sabor del cabrales no es muy fuerte. La compota de manzana casi no se aprecia, ya que lleva muy poco, un puntito por encima.

 

“Tortillitas de camarones con alioli de tinta de calamar” (4€)

Las tortillitas no me gustaron nada. Por los bordes sí estaban crujientes, pero por el centro estaban demasiado gruesas y parecía que no estaban bien hechas, que estaban como crudas.

 

“Presa ibérica sobre rissoto blanco y jugo de carne” (14€)

La presa me pareció muy buena, crujientita por fuera y bien hechas por dentro. El jugo de carne también estaba muy bueno, pero el rissoto blanco no me gustó, apenas tiene sabor, es como un arroz blanco con un poquitín de gracia.

 

“Arroz negro crujiente con tallarines de calamar” (12.50€)

Y terminamos con buen sabor de boca, ya que el arroz estaba muy bueno. Estaba terminado al horno, lo que le da este punto crujiente y lleva alioli y salsa rosa que le aporta cremosidad.

“Torrija de brioche con helado de canela” (5.50€)

Terminamos con el postre, una torrija de pan brioche con helado de canela, crujiente de galleta y lamina de chocolate. La torrija esta muy esponjosa y el helado me recordaba al sabor de los pestiños, me sorprendió y me gustó.

C/ Batán s/n

Coria del Río (Sevilla)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *