Salvaje

Hemos estado en este nuevo restaurante que abrió sus puertas el 4 de enero de este mismo año. Es de la familia de Sal Gorda, situado en la Alfalfa. Es muy amplio, tiene una superficie de unos 700 m² y se divide en dos zonas, una en la entrada que es abacería y tapas elaboradas y otra al fondo donde sirven raciones. La decoración es muy bonita, como su propio nombre indica, parece una selva, llena de estanterías con muchas plantas que hacen de separadores de las mesas. Las mesas están muy separadas entre sí, lo que hace que haya más intimidad y no haya mucho ruido.

Las camareras son muy simpáticas y la propuesta de la carta es muy interesante. Es un sitio agradable y en general nos ha gustado bastante, hemos salido todos muy contentos, así que volveremos, seguramente a probar la zona de restaurante.

“Gazpacho de fresa con pistacho” (2.90€)

Aunque no sea época de gazpacho, siempre entra bien, y si está rico mucho más. Muy buena textura y buena combinación con el polvo de pistacho.

“Ensaladilla de salón marinado” (2.90€)

Es una ensaladilla de sabor suave, pero el salmón marinado esta muy bueno, y le aporta bastante sabor a cada bocado.

“Dumpling de secreto ibérico y calamar con sopa picante y cebolleta” (3.20€)

Los dumplings son originarios de China. Son como empanadillas hechas con una masa muy fina. Este plato es una fusión con nuestra cocina, ya que está relleno con productos nuestros. Es un plato original y está muy bueno.

“Prueba de matanza, patatas y huevo de codorniz”(3.20€)

Esta tapa es de otro nivel. No puede estar más buena. Las patatas parecen de paquete pero son caseras, están cortadas muy finitas y muy bien fritas. Del huevo de codorniz solo han puesto la yema repartida por el plato, y todo en conjunto esta espectacular.

“Alitas de pollo con salsa kimchee” (3.30€)

La salsa kimchee es de sabor fuerte, ácido y normalmente picante. En este caso no picaba, era un sabor suave. Las alitas estaban buenas y, aunque en la foto parezcan tres, debajo hay dos más, por lo que el tamaño de la tapa esta muy bien.

“Tabla de embutidos” (4.00€)

La tabla de embutidos puede variar según la elección del cliente. Nosotros pedimos que incluyera la morcilla de patata. Nos pusieron además salchichón y chorizo de patata. La tres cosas estaban muy buenas y con un sabor diferente al habitual. Lo que más nos gustó fue la morcilla de patata, con sabor un poco picante.

“Ceviche con fruta de la pasión” (3.50€)

El ceviche me gustó pero la salsa estaba demasiado fuerte de cítricos, quizá algo más rebajado me hubiera gustado más.

“Caballa marinada, uvas, kimchee y caldo de cítricos” (3.20€)

La textura está bien, pero la caballa se me quedó algo floja de sabor.

“Bao de pringá” (3.50€)

El bao me gusta bastante en general y cada vez que lo veo lo suelo pedir. En la carta tenían bao con parpatana de atún rojo, hoisin y fresas encurtidas. Me llamó mucho la atención y tenía muchas ganas de probarlo, pero se les había acabado y lo pusieron de pringá. Estaba bastante bueno y con buen tamaño, aunque me quedé con las ganas de probar el de la carta, así que ya tengo excusa para volver.

“Steak tartar” (3.90€)

Este plato me gustó menos, porque lleva mostaza a la antigua y no me gusta demasiado, me resulta fuerte y amargo, aunque es solo cuestión de gusto personal.

C/ Resolana, 40

Sevilla

2 comentarios

  1. Nosotros fuimos a la parte de restaurante y nuestra sensación no fue tan buena la verdad… una lástima pues es un gran escenario que se nos quedó deslucido por una relación cantidad precio bastante desequilibrada y tan sólo ¡dos postres! Cáceres y Badajoz. Jajajajaja Sin comentar el fresco imperante si te sientas más allá de los calentadores… No digo que la comida este mal…Pero hay lugares iguales más competitivos y con mejor servicio. Ojalá sean capaces de ajustar su carta de postres y raciones. Es un espacio increible!

    • Vaya… Sin embargo en la zona de tapas la relación cantidad – precio esta bastante bien. Con respecto a los postres es verdad que cuando preguntamos solo les quedaba uno, pero bueno, entendemos que están empezando y pueden pulir algunas cositas. Lo mejor es el espacio, es verdad, lo han decorado con mucho gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *