Perragorda

Elegimos este gastrobar para una celebración, y nuestra sorpresa fue, que siendo sábado al medio día, estaba vacío. Para nosotros mejor, porque teníamos más tranquilidad, pero la verdad es que nos resultó extraño.

Está muy bien decorado, con mucho gusto y detalles. El personal nos dio un trato muy bueno y agradable.

La carta es bastante extensa, con tapas y platos elaborados y con unas ideas creativas y originales. Yo personalmente estuve indecisa de lo que elegir porque había bastantes que me llamaron la atención.

En general nos gustó todo, algunas cosas más que otras, como las croquetas, que tenían muy buen sabor, pero nada destacó demasiado, casi todos los platos estaban correctos sin más. Excepto la presa, que aunque la carne y la carbonara de queso azul estaban muy buenas, no vi por ningún lado la batata y la holandesa de oliva, en su lugar llevaba una salsa de mostaza de Dijon que no me gustó nada. Este tipo de mostaza tiene un sabor bastante fuerte y amargo.

Aún así, me gustaría darle una segunda oportunidad y probar más cosas.

 

“Foie a la plancha con confitura de arándanos y reducción de Oporto” (14.80€)

 

“Croquetas de gambón con mayonesa de pimiento del piquillo” (9.80€)

 

“Salmorejo, brick de gamba, crema de queso, remolacha y albahaca” (3.80€)

 

“Huevo poché sobre hongos, foie y crujiente ibérico” (4.90€)

 

“Presa con batata, carbonara de queso azul y holandesa de oliva” (4.20€)

 

“Taco de entrecot, de 41 días de maduración, con sus patatas y pimientos del padrón” (4.60€)

C/ Carlos Canal, 3

Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *