Diverxo

Por fin, después de varios años, he cumplido mi sueño de ir a Diverxo. Admiro mucho a David Muñoz por su entrega, su constancia, el que no se conforme con nada y siempre busque la perfección y su creatividad.

Nada más llegar ya estaba emocionada, entramos y nos recibieron en la recepción, no llevábamos ni dos minutos y ya se podía notar el trato exquisito que ofrecen, el personal es muy simpático, atento y servicial ofreciendo un trato muy amable y nada frío.

El restaurante me pareció precioso, muy moderno, todo blanco y decorado de una manera muy divertida con cerdos voladores y mucho colorido. En cada mesa hay mucha intimidad porque están todas delimitadas por una cortina blanca medio transparente. Cuando llegamos a la mesa, los camareros nos acomodaron bien en los sillones que son comodísimos.

Y en ese momento empezó nuestra experiencia culinaria. Tuvimos con nosotros un camarero que nos acompañó de principio a fin y fue súper amable, un trato de 10. Nuestra cena empezó a las 19:30 y terminó a las 23:00. El menú fue muy ágil y dinámico, sirviendo un plato tras otro, no tuvimos que esperar nada de tiempo, por lo que no se hizo nada aburrido ni pesado. Podíamos hacer un descanso cuando quisiéramos, solo avisando con dos platos de antelación.

Lo primero que hicieron es preguntarnos si teníamos alguna intolerancia o si había algún producto que no nos gustara, nada de eso en nuestro caso.

Empezaron entregando una carpetilla para ir guardando cada una de las fichas que nos entregaban con cada plato en la que ponía el nombre y los ingredientes que llevaba cada plato.

El menú consta de 23 elaboraciones saladas y 2 postres. Para nada te quedas con hambre, con suerte puedes terminar todo el menú, personalmente, aunque probé todas las elaboraciones, no pude terminar todas.

En los platos hay mucha creatividad, lo primero que podemos apreciar es lo bonito que está presentado. También hay una explosión de sabores muy potentes, diferentes y originales, además de mucha técnica.

Sin duda ha sido una experiencia inolvidable y muy gratificante que espero se pueda repetir en un futuro.

Thaipiriña

Black pepper crab

Laksa Singapore

Curry verde

Pad Thai

Saté indonesio

El mundo al revés- Ensalada escarchada del fondo de la nevera y sus guarniciones marinas

Explosión al vapor con cintas de sepia al pil pil

Pato azulón al naranja

Chicharrones de pato

Tallarines del mar

Bogavante gallego amaneciendo en las playas de Goa

Pichón frío pochado al palo cortado macerado una semana

El kobe de los corderos

Humedades de los bosques de Aragón

Presentación del lomo de wagyu del siguiente plato

La textura como ingrediente

Risotto de mantequilla tostada con tuber uncinatum

Chicle negro de grosella

9.3

Comida

10.0/10

Precio

8.0/10

Ruido

10.0/10

Un comentario

  1. Que bonito buen trabajo y buena descripcion de cada plato a veces hasta podía saborear el plato gracias por trasladarnos a tantos sitios y hacernos conocer innumerables lugares para disfrutar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *